PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Reproductor

PUBLICIDAD

El CB San José Obrero vuelve a pisar el Pabellón de Titerroy

Los equipos de categoría nacional deben entrenar por grupos de un máximo de diez personas 

  • Radio Marca
  • Archivo
  • Después de dos días entrenando en la calle o en la playa, las jugadoras del CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife y los jugadores del Gourmet Ampate Lanzarote, regresaban en la tarde del miércoles al Pabellón Municipal de Titerroy. Las instalaciones deportivas ya pueden ser utilizadas por los equipos de categoría nacional, aunque con unas restricciones nada apropiadas para la práctica del balonmano.

    Las primeras en regresar al Pabellón Municipal de Titerroy fueron las componentes del CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife. El entrenador del equipo, David Betancort, tuvo que dividir la plantilla en dos grupos de diez personas como máximo, entrenando uno de los grupos en el interior de las instalaciones y el otro en el exterior con trabajo físico.

    Lo mismo le sucedió a los integrantes del Gourmet Ampate Lanzarote, realizando el primer entrenamiento de la pretemporada en cancha. Jesús Casanova tuvo que dividir la plantilla en dos grupos, y durante las dos horas que duró el entrenamiento se ejercitaron tanto dentro como fuera de las instalaciones.

    Sin duda, no son las condiciones más adecuadas para la práctica del balonmano, y menos para un equipo femenino que en menos de diez día debuta en la Liga Guerreras Iberdrola. Cabe esperar que la situación mejore y que las autoridades responsables entiendan las necesidades de un equipo que va a representar a la isla de Lanzarote en la máxima categoría del balonmano femenino español

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario

    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM
    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM