PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Reproductor

PUBLICIDAD

El recuerdo de José de León de “Mencara”

Carta abierta de José de  León, “A Don José Antonio Pérez Padrón “Mencara” y Vecindario” 

  • Radio Marca Lanzarote
  • Archivo
  • Recuerdo que era domingo por la mañana y que el querido y admirado “Tinino” dio la alineación en el vestuario con la habitual confianza en que ese equipo, ese CD. Arrecife, había viajado hasta Vecindario para ganar. El paso del tiempo no me impide, por ahora, mantener en la memoria a algunos esos jugadores que consiguieron éxitos de azul y blanco y que, desafortunamente, hoy ya no tengo ocasión de abrazar, ni de recordar con ellos hazañas y curiosidades del fútbol conejero.

    A la derecha del medio campo jugaba “Mencara”, con bigote, con la camiseta bien ceñida por dentro del pantalón, con voz de capitán y mando en plaza. Tal vez porque nosotros veníamos de la capital de Lanzarote, porque el equipo estaba consolidado en la categoría, porque la UD Vecindario había ascendido la temporada anterior, a nadie se le pasó por la cabeza que en aquel campo de tierra con generosas dimensiones y con el sol inclemente alcanzando su punto más alto bastante después de las 11:30, hora de inicio de los partidos en la Preferente Aficionado Interinsular, no fueran los delanteros o los jugadores con llegada y remate, los que consiguieran el gol de la victoria. Pero fue él, con un tiro bombeado, desde 35 o 40 metros, quien consiguió el 2-3 definitivo, quien prendió nuestra incrédula alegría y amargó la tarde al sorprendido portero rival.

    Es que “Mencara” no tenía puesto en el equipo por su capacidad goleadora; era de equilibrio en la zona central, de garantizar el pase al compañero, de ayudar en el trabajo hacia atrás, de tomar la palabra para inyectar personalidad y carácter, de tener una sonrisa cómplice y un saludo sincero. Y todo eso, como virtudes futbolísticas, también lo fueron como forma de vida y de relación con y para sus amigos. No es que yo lo comprobara solo en aquel partido, mi suerte fue conocerlo un par de años antes, recibir su mano tendida y la franca invitación para que fuese a entrenar con ellos en aquella pretemporada de Valterra y salinas, de Ciudad Deportiva compartida, de Playa de Los Pocillos y de variados torneos en fiestas veraniegas.

    Fue imposible asistir a su entierro, pero nada impide que ahora glose con estas palabras algo de lo mucho que me queda de mi amigo. Gracias, maestro.

    * La foto que ilustra el artículo, “Mencara”, situado el quinto empezando por la izquierda en la fila inferior, corresponde a la temporada 83/84, en el “Pepe Gonçalves”, de Las Palmas de Gran Canaria.

    Escribir un comentario

    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM
    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM