PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Reproductor

PUBLICIDAD

El Rey es Pelé

Artículo de opinión de Andrés Martinón, jefe de Informativos de Lancelot Televisión

  • Radio Marca
  • Cedida
  • No hay nada más controvertido que discutir sobre quién ha sido o es el mejor futbolista de todos los tiempos. Pues hoy vamos a crear debate. Para mí, el más grande de todos los tiempos es Pelé. Sé que muchos creen que Messi es insuperable y otra mucha gente se debate entre los clásicos: Di Stefano, el propio Pelé, Cruyff, Maradona o el anteriormente citado jugador argentino. Voy a tratar de explicar por qué Edson Arantes Do Nascimento puede llevar sin lugar a dudas el título de O Rei.

    Para empezar, voy a hacer referencia a un artículo que leí hace mucho tiempo. El escrito trataba de justificar que Di Stefano podría ser el mejor de la historia y el autor realizaba una analogía magistral. Decía que cuando vemos jugar en aquellos vídeos en blanco y negro a la Saeta Rubia da la sensación de que hoy en día un jugador juvenil lo haría mejor. Sin embargo, hizo una comparación inmejorable. Comparó a Di Stefano con Isaac Newton: reseñando que hoy en día cualquier estudiante de Primero de Física sabría más de esa materia que el científico inglés. Sin embargo, sabemos que Newton creó un antes y después con sus teorías y elevó el conocimiento del ser humano hasta niveles insospechados de su época.

    Quiero decir que esta comparación sirve para describir a Di Stefano y a todos los grandes jugadores: fueron capaces de dar un salto cualitativo con respecto a todos los jugadores coetáneos de su época. Algo que no se había visto nunca antes en este deporte .

    Esta excusa sirve para decirle a los amantes de Messi que, como los campeones de ajedrez, el que es el último campeón es el mejor de la historia, pero claro cuando el rosarino se jubile tendrá que ser comparado con otros jugadores de épocas posteriores. Y ahí habrá mejoras como las de que el propio Messi se ha aprovechado para sacar una presumible distancia a estos competidores históricos. Me refiero a que el argentino ha podido ver más vídeos que su opositores de los años 50, 60 o 70 ; ver la destreza de los jugadores anteriores y de su propia época; ha tenido nutricionistas, entrenadores personales, prepradores físicos, médicos de crecimiento y otros muchos avances. Hasta la normativa es ahora mucho más estricta con los defensores criminales; tarjetas amarillas y rojas son sacadas con mucho más sentido de la protección.

    Pero vamos al meollo. ¿Por qué Pelé?

    Porque ganó más. Y porque, al final, la única manera de comparar épocas distintas es con cifras y estadísticas.

    Hace unos meses veía un documental sobre la vida del atleta Usain Bolt. Siempre me ha gustado este jamaicano. Un prodigio con una sonrisa solo a la altura de la de Elvis Presley; carismático, cariñoso con los niños y admiradores. Pues el bueno de Usain en el documental reflejaba ansiedad en el momento en que se enfrentaba a sus terceros juegos olímpicos. Y dijo a cámara que llegaba al momento histórico: lograr lo que nadie había logrado. Ser campeón en los 100 y 200 metros en tres olimpiadas seguidas. Y lo logró. Ese día pasó al olimpo de los dioses. Y atletas siderales como Carl Lewis, Jesse Owens y otros pasaron a la segunda fila del imaginario.

    Pelé lo ganó todo. En Brasil y Sudamerica conquistó todos los títulos en numerosas ocasiones. Y el campeonato más difícil de todo, lo logró tres veces: Siendo siempre uno de los mejores jugadores de los Mundiales del 58, 62 y 70. Jugó con jugadores de diversas generaciones y siempre fue el líder y máximo anotador. Venció a las grandes potencias europeas y creó un estilo que todavía es reconocido: el 'Jogo bonito'.

    Y para los que crean que jugaba despacio, como un juvenil, le invito a que busque en internet que cantidad de recursos técnicos y de fortaleza física destilaba. Hay un vídeo en el que se le ve haciendo caños (en mi época se decían 'puentitos') que ni el mejor de los artista de hoy en día. Su leyenda es tal que existen goles que tienen nombre pero no hay documentos gráficos que lo atestigüen. Algunos son considerados los mejores goles de la historia, por encima incluso del de Maradona a los ingleses en México 86. Buscar el Gol de los Cuatro Sombreros o el Gol de Placa.

    Un amigo me decía que el paga por ver a jugadores fantásticos. Yo le digo que si ese jugador hace maravillas pero su equipo pierde, no vale de nada. El fútbol es un deporte de equipo y quien no ganó, no hizo nada. Lo dijo un filósofo: “Ganar, ganar y ganar. Y después... ganar, ganar y ganar”.

    Para los que ya se vayan sintiendo aludidos por su amor a Messi, destacar que el de Rosario ha ganado mucho. Pero no lo ha hecho más que Di Stefano, por ejemplo. El símbolo del madridismo ganó cinco Copas de Europa seguidas y no sé ni cuantas ligas. Cifras similares a las de Messi, que ha gando diez ligas y cuatro Champions. Pero si uno busca en wikipedia el nombre de Lionel Andrés Messi, al contrario que Pelé, sobre el argentino se destaca en primer lugar cuantas veces ha sido máximo goleador, cuántas veces Balón de Oro, FIFA World Player o cosas por el estilo. Es decir méritos individuales y no colectivos.

    Hay casos muy descriptivos, como es el del británico George Best. Un jugador adelantado a su época. Un beatle con el atractivo de Warren Beatty y el dribling de una serpiente. ¿Cual fue su pecado? Nacer en el Reino Unido pero en Irlanda del Norte, donde era el líder de una selección que apenas contaba con jugadores profesionales de nivel. Su participación en el Manchester United fue sideral pero el no haber competido en la primera línea de selecciones lo relega a niveles ínfimos. Es más, de Best se habla más de su afición al alcohol que a lo realmente gran jugador que era.

    Alguno que conozco rebate esta teoría al analizar que por ganar un mundial no se es mejor que otro que no lo ha hecho. Los barcelonistas hacen alusión al caso Arbeloa, es decir, un defensa mediocre con una estrella en su camiseta. Evidentemente, existen muchos jugadores que han ganado un mundial y no por ello son jugadores revolucionarios. Voy más allá: hay muchos jugadores que han ganado dos mundiales y nadie se sabe su nombre. Los más conocidos son los brasileños Ronaldo Nazario y Cafú y el argentino Pasarella. Pero es que hay muchos más: sobre todo, los que jugaron en la Italia y Brasil que ganaron dos mundiales seguidos (Italia 1934 y 1938 y Brasil 1958 y 1962) por lo que la estructura vertebral era casi la misma.

    El mérito de Pelé fue enorme. Jugó cuatro mundiales y ganó tres. Marcó en todos y en México 70 lideró un mítico equipo de cinco delanteros (Tostao, Rivelino, Jairzinho, Gerson y el propio Pelé). El considerado mejor equipo de todos los tiempos. O Rei no sólo marcó alguno de los mejores goles de los mundiales sino que tiene el mérito de haber hecho la mejor jugada de la historia que no acabó en gol (contra Uruguay) y el mejor cabezazo que no fue gol porque el portero inglés Banks hizo la mejora parada de la historia.

    No tengo dudas de que Messi ha sido el mejor jugador de la última época. Un jugador fantástico. Entre él y Cristiano no tengo dudas de que el argentino es muy superior y eso que al final en cifras personales son similares e incluso con su selección, Cristiano ha ganado un Europeo. Pero vuelvo a lo mismo: de ahí a ganar tres mundiales, hay un mundo. Y ese privilegio real es de un brasileño llamado Pelé.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario

    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM
    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM