PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Reproductor

PUBLICIDAD

Ambros Martín logra su cuarta Liga de Campeones

El técnico lanzaroteño vuelve a ganar el título continental a unos días de abandonar el Gyori ETO húngaro

  • Marca.com
  • Archivo
  • Las lágrimas se repartieron en dosis desiguales. Las de Ambros Martín celebrando su cuarta Liga de Campeones femenina a unos días de abandonar el Gyori ETO húngaro, con el que se ha consagrado como técnico. Las de su portera suplente Kiss, que paró un contrataque a cuatro segundos del final de la prórroga y evitó la tanda de penaltis para decidir el campeón. Y las de las jugadoras del Vardar, a las que se les escapa por segundo año consecutivo en ese tiempo extra, y ante el mismo rival, un título que ya no conseguirán con el club macedonio, porque éste les dio a todas la carta de libertad y dejará de ser un referente de élite en Europa. Su entrenador, Roberto García Parrondo, pasará a serlo del equipo masculino.

    La final repetida entre los mismo equipos resultó tan emocionante e incierta como la de 2017, pero en esta ocasión fue una batalla de trincheras. Tras 60 minutos, los dos conjuntos con más talento del balonmano femenino sólo habían sumado 40 goles. Ya habían demostrado su solidez defensiva en sus respectivas semifinales, y en la final se hicieron fuertes atrás, con el añadido de la gran actuación de la portera del Vardar, la francesa Leynaud (17 paradas).

    El Vardar pareció romper el equilibrio de la primera mitad (9-9), 10-12, pero el Gyori ETO desplegó más movilidad en su juego y niveló de nuevo el marcador. Aguantó los dos últimos minutos en inferioridad y la brasileña Amorin forzó la prórroga a nueve segundos del final. No marcaba desde el 1-0, pero se convirtió en la protagonista del desenlace, con cuatro goles seguidos, y un sexto (27-25) que casi hizo inalcanzable a su equipo con dos minutos por jugar. Casi, porque el Vardar, tras marcar su mejor central Lekic su sexto tanto (27-26), recuperó el balón para un último contraataque, pero ahí la portera Kiss, que salió a sustituir a la noruega Grimsbo, le adivinó el lanzamiento a la pivote Canadija, y selló el cuarto título del Gyory ETO en los últimos seis años. Ese será el legado que deje Ambros Martín, futuro entrenador del Rostov-Don ruso, otro de los participantes en esta Final Four femenina.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario

    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM
    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM