PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Reproductor

PUBLICIDAD

El Municipal de Las Palmeras dictará sentencia

Las batateras cayeron por la mínima ante la Fundació Sant Vicenç en el partido de la eliminatoria previa (26-25) 

  • Radio Marca
  • Archivo
  • No tuvo el CB Lanzarote Zonzamas un partido fácil ante la Fundació Handbol Sant Vicenç, demostrando que los equipos que han llegado a esta fase de la temporada lo han hecho por méritos propios y por ser los mejores de la categoría. Se le complicó en exceso el encuentro a las batateras, llegando a ir perdiendo de cinco goles, y teniendo que echar mano de su calidad para caer por la mínima y dejar la eliminatoria abierta de cara al partido de vuelta de la próxima semana.

    Los dos equipos comenzaron el partido con mucha intensidad, y en apenas tres minutos el marcador electrónico ya reflejaba un empate a tres goles. Las defensas comenzaron a ajustarse con el paso de los minutos y no dar tantas facilidades. Las catalanas obtuvieron la primera renta importante tras los goles anotados por Alba Almansa y Jessie Madeleine, tantos que llegaban cuando jugaban en inferioridad numérica debido a una exclusión.

    En el ecuador de la primera mitad Juan Rivera tuvo que solicitar el primer tiempo muerto del partido, después de que las locales obtuvieran una ventaja de dos goles (8-4). Estaba teniendo el Zonzamas muchos problemas en sus acciones de ataque, no encontrando la mejor manera de superar la defensa del rival. Tras las indicaciones desde el banquillo, Brenda Roger anotó dos goles para reducir la diferencia.

    No terminaba de estar cómodo el CB Lanzarote Zonzamas sobre la cancha de juego, viendo como la Fundació Sant Vicenç llevaba la iniciativa. Al final de los primeros treinta minutos de juego se llegó con el resultado de 15 a 12.

    Las luces de alarma se encendían para las lanzaroteñas en los primeros minutos de la segunda parte, período que comenzó con un parcial de 3-1 a favor de las locales y que incrementaba la ventaja hasta los cinco goles. Ya la mente no solo estaba en luchar por darle la vuelta al marcador, sino en poder lograr un resultado bueno para dejar la eliminatoria abierta de cara al encuentro de la próxima semana en el Pabellón Municipal de Las Palmeras.

    El CB Lanzarote Zonzamas fue recortando poco a poco la diferencia que reflejaba el electrónico, ante una Fundació Handbol Sant Vicenç que fue perdiendo fuelle con el paso de los minutos. Las batateras lograron lo más complicado, empatar el partido a falta de cinco minutos y neutralizar la ventaja que había adquirido el cuadro catalán.

    El partido concluyó con una acción polémica, decretando los colegiados un riguroso penalti a falta de tres segundos para el final. Marta Siñol fue la encargada de ejecutar el lanzamiento de siete metros y poner el definitivo 26 a 25 con el que se llegaba al final del choque.

    La eliminatoria queda abierta de cara al partido de vuelta, aunque el CB Lanzarote Zonzamas está obligado a remontar para estar en la fase de ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola. Un partido que se jugará el sábado a las 20:00 horas en el Pabellón Municipal de Las Palmeras de San Bartolomé.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario

    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM
    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM