PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Reproductor

PUBLICIDAD

Un rival muy superior en el estreno del CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife

El San José Obrero aguantó el tipo durante 40 minutos y se vio superado en la segunda mitad por las guipuzcoanas (17-32) 

  • Radio Marca
  • Archivo
  • El CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife debutó con derrota en la Liga Guerreras Iberdrola, en un partido con buenas sensaciones durante al menos cuarenta minutos y con una diferencia final que no refleja el desarrollo del choque sobre la cancha de juego. El Super Amara Bera Bera, actual campeón de la máxima categoría nacional del balonmano femenino, impuso su ley en la segunda mitad, período en el que pudo desarrollar su juego habitual de robar en defensa y salir al contragolpe, para imponerse por un claro 17 a 32.

    Las locales comenzaron el partido sorprendiendo a su rival en los primeros minutos, siendo la lateral Nagore Saenz la encargada de poner en el marcador los dos primeros goles para el San José Obrero. La guardameta Ana Marín se mostró bajo palos muy inspirada desde el inicio del encuentro, deteniendo dos lanzamientos de siete metros a la argentina Manuela Pizzo.

    El Supèr Amara Bera Bera fue engrasando su maquinaria con el paso de los minutos, logrando Nekane Teres poner por primera vez a las visitantes por delante en el marcador (2-3) y sólo habían transcurrido 7 minutos de juego. A partir de ese momento el parcial fue de 1 a 4 a favor de las jugadoras entrenadas por Imanol Álvarez, teniendo que solicitar David Betancort el primer tiempo muerto (3-7).

    Tras las indicaciones desde el banquillo, Mariane Fernández y Adriana Cardoso siguieron aumentando la diferencia a favor del Bera Bera y la renta se situó en los seis goles en el ecuador de la primera mitad (3-9). El CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife no estaba dispuesto a bajar los brazos, llegando a ponerse cuatro goles abajo e incluso el técnico del Bera Bera solicitaba un tiempo muerto para detener la reacción, aunque a la finalización de la primera mitad se llegaba con el resultado de 10 a 16.

    El San José Obrero siguió manteniendo el tipo en los primeros diez minutos de la segunda parte, no permitiendo que el Bera Bera se despegara en el marcador. Un parcial de 0-3, tras varias pérdidas en la circulación de balón, hizo que el cuadro guipuzcoano pusiera la renta en los ocho goles, teniendo que solicitar David Betancort el segundo tiempo muerto del partido (15-23).

    A partir de este momento se rompió definitivamente el partido a favor del Bera Bera, equipo que comenzó a realizar el juego que más le gusta. La agresiva defensa no dejaba que el ataque local estuviera cómodo, perdiendo balones y saliendo en velocidad para montar rápidos contragolpes que concluían en goles.

    La diferencia se fue incrementando con el paso de los minutos y al final del partido se llegaba con el resultado de 17 a 32 a favor del Super Amara Bera Bera. Una diferencia de quince goles que no refleja la realidad del encuentro, aunque demuestra que en esta categoría hay que estar enchufados los 60 minutos y cualquier tipo de relajación te cuesta goles en contra.

    A pesar de la derrota, buenas fueron las sensaciones mostradas por el CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife y el Super Amara Bera Bera se quitó la espinita que tenía clavada de la semana pasada cuando caía en la primera ronda de la Copa de la Reina. Las lanzaroteñas visitan la próxima semana al Atlántico Pereda y el conjunto vasco se mide al Atlético Guardés, en un partido que se espera que sea de poder a poder.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario

    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM
    PUBLICIDAD
    Radio Marca Lanzarote 104.5 FM